miércoles, 29 de agosto de 2007

AUTISMO: DETECCIÓN TEMPRANA




EL ENLACE, EN LA IMAGEN, PINCHAD EN ELLA

El autismo es un trastorno del desarrollo en el que se altera cualitativamente un conjunto de capacidades en la interacción social, la comunicación y la imaginación.
Se incluye dentro de los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) en los que se incluyen además del trastorno autista, el trastorno o síndrome de Asperger, el trastorno desintegrativo de la infancia, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado, y el trastorno o síndrome de Rett. La denominación Trastornos del Espectro Autista engloba los mencionados, salvo el Síndrome de Rett.

En la actualidad, no existen pruebas médicas específicas para su diagnóstico, y éste se basa en la observación y valoración de la conducta del niño, siendo necesario ajustarse a los criterios diagnósticos consensuados internacionalmente. Existen pruebas estructuradas que se han demostrado fiables para ayudar en este proceso.

Los síntomas más frecuentes del autismo en niños con una edad entorno a los dos años son ausencia de una mirada normal a los ojos; no compartir interés o placer con los otros; falta de respuesta al ser llamado por su nombre; no “llevar y mostrar” cosas a los demás, y no señalar con el dedo índice.

En la actualidad, la educación y el apoyo social son los principales medios de tratamiento, y resultan más eficaces y favorecen un mejor pronóstico cuanto más temprana es su instauración. La mayoría de los niños con autismo responden favorablemente a programas educativos personalizados y altamente estructurados, que deben mantenerse al llegar a la vida adulta. La participación de los padres se ha identificado como un factor fundamental para el éxito. La familia y los profesionales especializados en las terapias, han de coordinarse a la hora de determinar los objetivos y los sistemas de apoyo.

Cuanto más precozmente se detecte el trastorno y más temprana sea la atención recibida, mayores garantías hay de que el niño autista pueda convertirse en un adulto con una vida autónoma y de que se integre en la sociedad.

Por eso es fundamental investigar en este sentido. Y eso es lo que lleva a cabo Rubén Palomo, un proyecto cuyo objetivo es encontrar indicadores del trastorno que permitan diagnosticarlo antes de los dos años de edad.
A los amigos que me léeis habitualmente y a todos aquellos que paséis ocasionalmente por aquí, os pido que difundais esta web de la forma que considereis conveniente, bien mediante un enlace, posteando sobre el tema... Toda aportación es útil y muy bienvenida.
Gracias, sé que puedo contar con vosotros.

Otras páginas de interés son:

TEA (de ella me valí para redactar este artículo)
NEEDIRECTORIO
ESPACIOLOGOPEDICO
SINDROME DE ASPERGER
AUTISMO






Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

4 comentarios:

alon dijo...

es tan desconcertante y a la vez tan triste la mirada perdida de un niño autista, ojalá supieramos entenderles.

(si pincho en la imagen solo me sale esa imagen en grande, creo que no está bien el enlace)

Raquel dijo...

Gracias, Alon, algo falló, sí, ya está bien el enlace.
Sí, es desconcertante porque no puedes ni siquiera imaginar qué hay detrás de esa mirada. Trabajo ocasionalmente con disminuidos psíquicos, entre ellos algún autista profundo, y nada les conmueve ni les altera.
Pero hay grados y variaciones según el autismo esté asociado o no a otros trastornos o a discapacidad intelectual.
Se sabe aún tan poco...
Pero en cualquier caso, sí está comprobado que es fundamental detectarlo a la edad más temprana posible para aplicarles la terapia que les permita evolucionar favorablemente.
Gracias de nuevo por el aviso, y por el comentario, Alon. Un beso.

fernando dijo...

Durante mi objección de conciencia, trabajé con algunos adultos autistas. Fue una experiencia bonita, pero complicado.

Raquel dijo...

No, no es fácil, Fernando. Es muy importante empezar a trabajar con ellos de muy niños. ¿Te apetece colaborar en la difusión de este proyecto? Si es así, te pido que enlaces la web y, ya que eres periodista, le dediques un artículo, sería una contribución estupenda y yo te lo agradecería mucho. Un beso.

Sintonía