martes, 4 de septiembre de 2007

Alergia y minusvalía



A principio de verano del 2006 el Congreso aprobó por unanimidad una proposición no de ley presentada por CiU que tiene como objetivo que personas afectadas por patologías como cardiopatías congénitas, cáncer, alergias alimentarias y a látex puedan beneficiarse de las prestciones y políticas que facilitan a las personas que tienen algún tipo de discapacidad.

Según esta proposición aprobada, deberá modificarse el bareo actual de minusvalías para que pueda ser reconocido, declarado y calificado el grado de minusvalía en personas, incluidos niños y adolescentes, con alergias alimentarias y a látex entre otros. La actual legislación dificulta enormemente el acceso a la consideración de minusvalía a los alérgicos. En algún caso sí se ha podido conseguir dicho reconocimiento, pero ello ha sido posible alegando la patología respiratoria o dermatológica del afectado y no su alergia.

En concreto la Proposición no de Ley insta al Gobierno a impulsar que el grupo de trabajo que realiza la revisión de los baremos del Decreto 1971/1999 (integrado por técnicos y representantes de colectivos con discapacidad) concluya con la inclusión de las patologías relativasa a alergias alimenticias y al látex, cardiopatías congénitas y personas con diagnóstico de cáncer, en base a la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud, aprobada por la ONU en 2001.




Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

19 comentarios:

txe dijo...

esta bien saberlo oiga.

Raquel dijo...

Hola, Txe. En concreto puedo hablar del tema alergias alimentarias y no sabes hasta qué punto limita la posibilidad de llevar una vida normal en función del grado de sensibilización al alimento y de la gravedad de las reacciones. Un saludo.

fernando dijo...

Muy bien por parte de CIU. Resulta una medida muy acertada. CIU ha demostrado ser algo más que un partido catalanista. Un beso

Raquel dijo...

Sí, comparto tu opinión, Fernando. Es una medida que me parece justa y que responde a la realidad. Un beso.

alon dijo...

las alergías son enfermedades modernas causadas por la cada vez más acusada separación ser humano-naturaleza, por la aséptica pulcritud y la vida enlatada de las ciudades. este sistema es el causante en último término de la aparición de las mismas, luego si le conviene que vivamos alejadxs de nuestras raíces naturales, hacinadxs en ciudades insostenibles y enfermizas, que al menos se haga cargo.


CIU no demuestra nada más que buscar una cuota de votos hasta ahora poco explotada, como el PSOE lo ha hecho con lxs homosexuales, o el PP lo hizo con lxs ancianxs, no tienen escrúpulos estos políticos.

Raquel dijo...

Pues no te digo que no estés en lo cierto, Alon, ya sabemos cómo actúan los políticos. Pero en cualquier caso, con independencia de cuáles sean sus motivos, la medida sigue pareciéndome justa, por las razones que expongo en la respuesta al comentario de Txe.
En mi caso no puedo achacarle las alergias a ninguno de los motivos que alegas, pero estoy convencida de que un poco de "costra" es sana, :) Si nos sobreprotegemos y no nos exponemos a nada terminamos siendo débiles. Soy de pueblo, Alon, y por acá decimos eso de "mierda que no mata, engorda", en fisno "lo que no te mata te hace fuerte". Un saludo.

Mónica dijo...

Muy bueno.

Raquel dijo...

La verdad es que dependiendo de en qué grado de sensibilización se hallen, los alérgicos a látes y a alimentos, tienen grandes limitaciones para muchas cosas, como le decía a Txe.

Makeda dijo...

estoy contigo. Las personas que tienen intolerancia a la lactosa, al gluten y cosas así tiene muchos problemas a la hora de la alimentación, ya que tienen que tomar alimentos que normalmente son el doble o el triple de caros que los normales

Raquel dijo...

Sí, efectivamente, los productos específicos para alérgicos son muy caros. Baste decir que, por ejemplo, un yogur de soja cuesta 1 euro (comparar con los yogures "normales"), pero además, este tipo de problemas conlleva limitaciones en la manipulación de determinados materiales, y otra serie de cosas que son inimaginables. Ejemplo: hay globos hechos de caseína; algunas marcas de aceitunas contienen entre sus aditivos el E-325, que es de procedencia láctea, etc. Gracias, Makeda.

Mónica dijo...

Os puedo decir que es cariiisiiimooo, esto aún es reciente yo me gastaba entre 240€ ó 300€ al mes en leche, pero menos mal que solo fué año y medio.

Raquel dijo...

El cartón de litro de leche de soja cuesta entre 1,8 y 2 euros, según el establecimiento.
Y hay cosas que son imposibles de saber a menos que pertenezcas a alguna asociación que te mantenga informada: en cierta ocasión AEPNAA tuvo que informar a sus socios de que los lotes de Pastas Gallo que empezaran por determinados números podían tener trazas de leche y huevo. Si leías la etiqueta de esos productos el único ingrediente era sémola de trigo duro. Además hay que tener en cuenta que Gallo fabrica para algunas cadenas de alimentación que luego ponen en los productos su nombre, como por ejemplo para Unide, eso implicaba que los productos UNIDE cuyos lotes empezaran por esos números determinados tampoco eran aptos para el consumo por parte de alérgicos. Complicado, ¿no? Pero real.

alon dijo...

hay una falta brutal de información al consumidor/a,un proteccionismo de datos que acarrea muchos problemas, no sé si se debe al secreto industrial o qué pero no sabemos lo qué comemos, ni de dónde viene, ni nada. el etiquetado ecológico es pésimo, y se confunde con otras denominaciones fruto de estrategias comerciales, del tipo "natural" "bio"...para lxs veganxs el problema de las trazas es parecido a lxs alergicxs, (aunque sin peligro para la salud)...y si hablamos de información sobre otras implicaciones asociadas a la producción de las mercancías ya si que es la absoluta ignorancia...si están fabricados por niñxs explotadxs, si estan testados en animales,...

hoy en la contraportada de la vanguardia viene un articulo sobre etiquetados, interesante

ah,en mi pueblo también decimos eso

Raquel dijo...

Sí, la ley del etiquetado es bastante precaria en muchos aspectos. Hasta hace muy poco, por ejemplo, no estaban obligados a consignar un ingrediente o componente de un producto si no suponía un 25% del producto final, cosa absolutamente insuficiente porque a un alérgico puede ocasionarle un shock anafiláctico incluso la presencia de trazas del alergeno...
Intentaré hacerme con un ejemplar del periódico, Alon, gracias por el dato y por el coment. Un saludo.

alon dijo...

gracias a ti, hacía tiempo que no daba con un blog interesante

Raquel dijo...

Hola, Alon; ante la imposibilidad de hacerme con el periódico en papel, estoy buscando el artículo en la edición digital, pero ando torpe y no lo encuentro. ¿Serías tan amable de pasarme la reseña si la tienes, por favor? Gracias, un saludo.

Raquel dijo...

Jeje, creo que se cruzaron nuestros dos últimos comentarios, :)

alon dijo...

es la contaportada, una entrevista a un químico especialista en este campo, a ver si lo puedo pedir hoy en el bar donde tomo el café y te lo mando,

ciao

Raquel dijo...

Gracias, Alon, en cuanto lo envíes lo leo. Conviene estar informada.

Sintonía