lunes, 5 de febrero de 2007

Charada

Una buena historia, un guión ingenioso y ágil, un excelente reparto con una pareja protagonista excepcional (Cary Grant y Audrey Hepburn) , unos diálogos brillantes, genialmente absurdos en algunos momentos, humor e intriga sabiamente dosificados, y un director (Stanley Donen) que sabe sacar el máximo partido de ello: estas son las bazas fundamentales de Charada, una comedia de intriga donde nada es lo que parece.
La relación que se establece entre los protagonistas y los diálogos que se producen entre ellos están en la mejor tradición de la comedia alocada de los años treinta y cuarenta. La química entre Grant y Hepburn es evidente, nadie lo había descubierto antes y ya no hubo ocasión de explotar posteriormente ese filón porque el actor abandonó el cine tres años después del rodaje de Charada.
Una película para disfrutar.



El botón de muestra:


2 comentarios:

makeda dijo...

Yo no soy muy asidua del cine antiguo, aunq tengo q reconocer q es un peliculón en toda regla.

hace mucho tiempo q la vi pero recuerdo q me gustó mucho

Raquel dijo...

Crecí viendo cine antiguo, porque antes ponían mucho en la tele, y le cogí el gusto.
Esta película en concreto me parece muy divertida e interesante, mantiene la sorpresa hasta el final. Y luego el glamour de los protas, madre qué dos...

Sintonía