lunes, 14 de julio de 2008

Tengo tu amor


"Sé muy bien que todo amor, significa esclavitud, perderé mi libertad por ganar tu juventud. El dinero no me importa, tengo tu cariño, y podré decir a todos que ya tengo tu amor. Tengo tu amor, para qué quiero más, me conformo con ser feliz, con saber que tú vives para mí"Mejor nos quedamos con la punzadita nostálgica del recuerdo y no analizamos la letra.









Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

lunes, 28 de abril de 2008

Yankee (... go home?)



Seguro que la mayoría hemos empleado alguna, o muchas veces, el término "yankee" para referirnos a los americanos de Estados Unidos. Pero, ¿de dónde proviene esta denominación? Hay muchas versiones. Según una de ellas, provendría del holandés "Janke", hipocorístico de "Jan", nombre que colonizadores oriundos de los Países Bajos (establecidos en Manhattan) impusieron a los colonos ingleses de los estados de Nueva Inglaterra, por el hecho de que el nombre John era habitual entre ellos. La palabra "yanqui", (en inglés yankee), se aplicó primero a los colonos de Nueva Inglaterra, luego a los norteños en general y, finalmente, a todos los estadounidenses.

Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

martes, 22 de abril de 2008

Ponerle el cascabel al gato


Este dicho, que refiere la importancia de los más débiles a la hora de tomar decisiones arduas o importantes, fue popularizado por el famoso fabulista Félix María de Samaniego (1745 – 1801).

No obstante, el original se trata de un cuento del siglo XIV que lleva por título “De los mures con el ratón” y que dice así:


“Los mures (ratones) una vegada llegáronse a consejo et acordaron cómmo se podrían grardar del gato. Et dixo el uno qu’era mas cuerdo que los otros: atémos una esquila (cascabél) al pescuezo del gato et podernos hemos muy guardar del gato; que cuando él passare de un cabo á otro, siempre oyremos la esquila. Et aqueste conseio plugo a todos, mas dixo uno: Verdat es; más ¿quién atará la esquila al pescuezo del gato? Et respondió uno: Yo no. Respondió el otro: Yo no; que ni por todo el mundo yo non querría llegar a él...”

Fue Lope de Vega quien, con pluma magistral, popularizó los famosos versos que así rezan:

“Juntáronse los ratones,
para librarse del gato,
y después de un largo rato
de disputas y opiniones,
Dijeron que acertarían
en ponerle un cascabel;
que, andando el gato con él,
librarse mejor podían.
Salió un ratón barbicano,
colilargo, hociquirromo,
y encrespando el grueso lomo,
dijo al senado romano,
después de hablar culto un rato:
“¿Quién de todos ha de ser
el que se atreva a poner
ese cascabel al gato?”


Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

viernes, 18 de abril de 2008

viernes, 14 de marzo de 2008

Ángel Tirado Conde, la exquisitez

Si algo caracteriza las fotografías de Ángel Tirado Conde es la exquisitez; exquisita sensibilidad, exquisito tratamiento con un peculiar aire "vintage" que nos transporta en cada trabajo a un plano de ensoñación, de irrealidad, fotografías ancladas en una realidad recreada con maestría absoluta; como absoluta es su maestría en el manejo de las texturas, y de los colores, tamizados, al igual que tamiza la luz para conseguir ese aspecto onírico que destila cada una de sus fotos. Desdibuja las formas para llegar a la esencia. Ángel, con sus trabajos, despierta emociones latentes, más que sensaciones: en cada foto se adivina una historia.
Como muestra, os dejo un pequeño montaje con algunas de sus fotos.


Ángel Tirado Conde
Cargado por Mimismidad
Música de Bach, interpretada al chelo por Casals, facilitada por Ángel Tirado Conde.



Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

viernes, 7 de marzo de 2008

Entre todos podemos

Quedan muchos pasos por andar en este camino. Cada paso, cada logro, es una pieza más que encajamos para conseguir que el puzzle esté terminado. Entre todos podemos. Hagámoslo.
Ojalá llegue pronto el tiempo en el que sea innecesario el carácter reivindicativo de este día.

Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

jueves, 6 de marzo de 2008

Don Quixote in his study (Raquel Méndez)

Ésta es una carta escrita por José Luis Sampedro, un autor al que admiro muchísimo. Leedla, por favor, porque no tiene desperdicio, está cargada de razón y de razones, expresadas desde el sentido común y la sabiduría.


POR EL PLACER DE LA LECTURA: La SGA (Sociedad General de Autores) ataca de nuevo. Escrito y firmado por José Luis Sampedro, escritor, filósofo y buena gente. POR LA LECTURA
Cuando yo era un muchacho, en la España de 1931, vivía en Aranjuez un Maestro Nacional llamado D. Justo G. Escudero Lezamit. A punto de jubilarse, acudía a la escuela incluso los sábados por la mañana aunque no tenía clases porque allí, en un despachito que le habían cedido, atendía su biblioteca circulante. Era suya porque la había creado él solo, con libros donados por amigos, instituciones y padres de alumnos. Sus 'clientes' éramos jóvenes y adultos, hombres y mujeres a quienes sólo cobraba cincuenta céntimos al mes por prestar a cada cual un libro a la semana. Allí descubrí a Dickens y a Baroja, leí a Salgari y a Karl May.
Muchos años después hice una visita a un bibliotequita de un pueblo madrileño. No parecía haber sido muy frecuentada, pero se había hecho cargo recientemente una joven titulada quien había ideado crear un rincón exclusivo para los niños con un trozo de moqueta para sentarlos. Al principio las madres acogieron la idea con simpatía porque les servía de guardería. Tras recoger a sus hijos en el colegio los dejaban allí un rato mientras terminaban de hacer sus compras, pero cuando regresaban a por ellos, no era raro que los niños, intrigados por el final, pidieran quedarse un ratito más hasta terminar el cuento que estaban leyendo. Durante la espera, las madres curioseaban, cogían algún libro, lo hojeaban y a veces también ellas quedaban prendadas. Tiempo después me enteré de que la experiencia había dado sus frutos: algunas lectoras eran mujeres que nunca habían leído antes de que una simple moqueta en manos de una joven bibliotecaria les descubriera otros mundos. Y aún más años después descubrí otro prodigio en un gran hospital de Valencia. La biblioteca de atención al paciente, con la que mitigan las largas esperas y angustias tanto de familiares como de los propios enfermos, fue creada por iniciativa y voluntarismo de una empleada. Con un carrito del supermercado cargado de libros donados, paseándose por las distintas plantas, con largas peregrinaciones y luchas con la administración intentando convencer a burócratas y médicos no siempre abiertos a otras consideraciones, de que el conocimiento y el placer que proporciona la lectura puede contribuir a la curación, al cabo de los años ha logrado dotar al hospital y sus usuarios de una biblioteca con un servicio de préstamos y unas actividades que le han valido, además del prestigio y admiración de cuantos hemos pasado por ahí, un premio del gremio de libreros en reconocimiento a su labor en favor del libro.
Evoco ahora estos tres de entre los muchos ejemplos de tesón bibliotecario, al enterarme de que resurge la amenaza del préstamo de pago. Se pretende obligar a las bibliotecas a pagar 20 céntimos por cada libro prestado en concepto de canon para resarcir -eso dicen- a los autores del desgaste del préstamo.
Me quedo confuso y no entiendo nada. En la vida corriente el que paga una suma es porque: a) obtiene algo a cambio.
b) es objeto de una sanción.
Y yo me pregunto: ¿qué obtiene una biblioteca pública, una vez pagada la adquisición del libro para prestarlo? ¿O es que debe ser multada por cumplir con su misión, que es precisamente ésa, la de prestar libros y fomentar la lectura?
Por otro lado, ¿qué se les desgasta a los autores en la operación?.¿Acaso dejaron de cobrar por el libro?. ¿Se les leerá menos por ser lecturas prestadas?.¿Venderán menos o les servirá de publicidad el préstamo como cuando una fábrica regala muestras de sus productos? Pero, sobre todo: ¿Se quiere fomentar la lectura? ¿Europa prefiere autores más ricos pero menos leídos? No entiendo a esa Europa mercantil. Personalmente prefiero que me lean y soy yo quien se siente deudor con la labor bibliotecaria en la difusión de mi obra.
Sépanlo quienes, sin preguntarme, pretenden defender mis intereses de autor cargándose a las bibliotecas. He firmado en contra de esa medida en diferentes ocasiones y me uno nuevamente a la campaña.
¡NO AL PRÉSTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS!
José Luis Sampedro






Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

jueves, 31 de enero de 2008

La literatura de kiosko

No se puede mostrar la imagen “http://www.albaiges.com/ingenieros/13sXX-e2_archivos/image006.jpg” porque contiene errores.

No me duelen prendas, lo confieso: yo, que soy fiel lectora de autores de prestigio (y no por esnobismo), también he leído a Zane Grey, y, cómo no, a Marcial Lafuente Estefanía. No es el espacio adecuado para hacer una crítica literaria, ni lo pretendo. Este artículo es más bien un pequeño homenaje a la que se ha llamado peyorativamente literatura de kiosko. Vamos a bajarnos del pedestal, al fin y al cabo, ¿cuál es la razón última de cualquier lectura? Disfrutar mientras la hacemos. Y no cabe duda de que mucha gente disfruta con estas obritas, que, con eso, ya cumplen su digno objetivo. Yo también lo paso bien con ellas.Permitidme, amigos, dedicar este artículo a la memoria del "Abuelo San Antonio". Uno de los recuerdos entrañables que tengo de él es el de entrar en su casa y encontrarlo leyendo a Marcial Lafuente unas veces; otras, dormitando con las gafas descolocadas y una de estas novelitas en la mano.




Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

domingo, 13 de enero de 2008

Embrujada


"Embrujada", la encantadora Samantha, a la que bastaba mover su nariz respingona para realizar hechizos. La brujita buena de nuestra niñez cobra nuevo encanto al revisar la serie; aquellos elegantes vestidos... ese modo de vida tan apacible... Pero lo más divertido, sin duda, era la relación entre suegra y yerno. Endora, la madre de Samantha, magistralmente interpretada por la fabulosa Agnes Morhead, como no cabía esperar menos de tal actriz, siempre dispuesta a jugársela a su yerno y a hacerle toda clase de maldades. ¿Se imaginan lo que es una suegra que no traga a su yerno y además es bruja? Pues no lo imaginen, ésa es Endora.




Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

Sintonía