lunes, 26 de febrero de 2007

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Mucho. Sólo hay que informarse y pedir toda la ayuda necesaria, no queramos hacerlo solos. Hay cursos y talleres para padres organizados por diversas asociaciones. Hay libros eminentemente prácticos como el que presento en este artículo y otros de los que iré hablando, que son una valiosa ayuda a la hora de trabajar con un niño T.G.D. Y, sobre todo, la comunicación constante con el equipo de terapeutas y pedagogos que trabajan con el niño, para establecer objetivos y líneas de trabajo comunes en función de las capacidades del afectado y de sus intereses.En este libro, TERAPIA ORENTADA A LA ACCIÓN, editado por Ars Medica, Irina Weigl y Marianne Reddemann-Tschaikner, nos dan a conocer la terapia que da título a la obra. Las autoras proponen una intervención basada en la estimulación y verbalización de acciones de la vida cotidiana del niño para estimular su desarrollo cognitivo y del lenguaje. ¿Cómo? Siguiendo estos pasos:

1- Planificación: preparar la secuencia de acciones

2- Habla: nombrar el material necesario para la acción

3- Ilustración/planificación: planificación de la ejecución de las acciones

4- Acción: ejecución de la secuencia de acciones

5- Ilustración/habla: verbalización de la ejecución de las acciones

La descripción de los fundamentos teóricos, la presentación detallada de la metodología, la exposición de casos y la relación de material para el tratamiento hacen de este libro lo que sus autoras pretendían: una herramienta muy útil para padres y profesionales.

4 comentarios:

empiezo a entender dijo...

La accion, la acción: eso es lo único que importa. Aunque a veces esa acción sea estarnos quietos. Muy bueno.




pd: He invitado a una amiga ilustradora para trabajar juntas y ha hecho una ilustración especialmente para el texto que acabo de colgar en Empiezo a entender. Ya me dirás...;-)

Bso.

Raquel dijo...

En este caso concreto, la acción implica colaboración, para que haya avances.
Besos.
Pd.- te puse un e-mail sobre Empiezo a entender.

milindris dijo...

Toda ayuda es importante, tanto los libros editados, como los terapéutas. Pero no olvidemos que cada niño es un mundo y es importantisimo que los padres aporten ideas y se comuniquen entre ellos para ver como sus hijos van evolucionando y que terapias funcionan y cuales no.

Raquel dijo...

Tienes toda la razón, Milindris, se van probando estrategias para ver cuál funciona, pero siempre ha de haber comunicación entre todos los que trabajan con el niño, y establecer líneas de acción comunes.

Sintonía