lunes, 24 de septiembre de 2007

El primer café



Oigo el estimulante gorgoteo del líquido bullendo en la cafetera, subiendo desde el depósito inferior hasta casi rebosar. La retiro del fuego y aspiro ese aroma vivificante y único que despierta mis sentidos aún algo embotados por el sueño de una noche que casi ahora vio su fin. Cae el líquido oscuro y caliente en el pote como del caño de una fuente de manantial vitalizador y saludable. Le añado leche y el color va aclarándose mientras remuevo el café con la cucharilla, hasta adquirir un tono ligeramente más suave. Ya está listo para saborearlo. Nada de azúcar, un buen café manchado y casi amargo, para empezar a vivir otro día. Mientras tomo el café, sin prisas, veo a través de la ventana cómo el sol va elevándose despacio allá, en la línea de un horizonte casi oculto por árboles y casas de fachadas blancas. Está naciendo la mañana y yo renazco a este nuevo día gracias al sabor fuerte y tonificador de la infusión. Aspiro su aroma delicioso, todos mis sentidos se recrean en cada sorbo. Prolongo este primer momento del día, bebo despacio, deleitándome con el sabor y el olor de este manjar líquido y exquisito. El silencio envuelve este rito solitario y placentero. ¡Qué calma! ¿Cuánto durará? Lo que dure el silencio, lo que dure el placer de este primer y solitario café de la mañana.


© Raquel Méndez Primo 2007

Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

9 comentarios:

Milindris dijo...

Te imaginas cuantas cafeterías desearían tener algo tan bello colgado en un gran cartel, para deleitar a sus clientes, no sólo con el café, sino también con la lectura de este relato.

Raquel dijo...

Muchas gracias. Esto es en honor a todos los adictos al café del mundo, entre ellos tú y yo misma.

La Espiral dijo...

La verdad es que es la mejor forma de despertar todos los sentidos después de un largo sueño. En las mañanas suelo ser yo el que prepara el café en casa, y es ese aroma mientras cuece el agua y su vapor pasa a través del filtro, para que despúes sublimemente aparezca el café en el depósito superior. Dejo todas las puertas abiertas para que ese delicioso aroma invada toda la casa, es sencillamente delicioso.

Creo que ahora me tomaré un café, que me han entrado unas ganas...

Raquel dijo...

Pues no sabes cómo me alegra leerlo, porque es justo lo que pretendía, que al que leyera el relato le entraran ganas de tomarse un café, y que pudiera olerlo y casi saborearlo mientras leía.

Germán dijo...

y algunas que personas que lo taman a mediodia como si fuera la hora del aperetivoyo no lo critico pero donde este una buena caña de cerveza a medio dia que se quite el cafe
el cafe se puede tomar por las mañanas o por las tardes despues de comer.y te deja un buen regusto pero al mediodia la tradicion nacional es la tradicion
se me olvida el cafe nada mas levantarse es el que mejor sabe y el de media mañana para charlar un rato

Raquel dijo...

Pues menos mal que no criticas...

fiorella dijo...

Con un cafè recièn servido y ya a medio tomar,leo esto y es como tomarme este cafe con otros que no veo, pero los siento.Precioso texto.Un beso

Guacimara Siverio dijo...

¿Qué sería de mí, de nosotros... sin ese primer café?, ¿dónde quedaría el placer de las mañanas?, ¿quién sustituiría al aroma del primer café para despertar nuestros sentidos?

¡Precioso texto!. La imagen también es muy bonita ;)

Besitos

Raquel dijo...

Gracias, Fiorella, un beso.
Buf, yo no sé qué sería de mí sin ese primer café, creo que no sería persona, Guacimara, un beso (la imagen es un cuadro de Federico Landi)

Sintonía

Mi galería en Flickr

Vamp

Alergia a alimentos y a látex: AEPNAA

Investigación: Detección temprana del autismo. Colabora. Pincha en la imagen.

Alzheimer

imagen de fondo

El mercadillo de Milindris

Aula crítica

[logo2.gif]

La noche nos atrapa

La noche nos atrapa

Noche fascinante y fascinadora

Corren paralelos el intimismo y los sentimientos con el costumbrismo. Como eje y escenario de todo ello, la noche, fascinante y fascinadora. Un pueblo cualquiera de la España de los primeros noventa. La noche marca a los personajes de una historia en la que se recogen vivencias que muchos han sentido en su propia piel. Sentimientos exacerbados al abrigo de la noche que atrapa a los protagonistas y, espero, a los lectores.

Crítica de Ana Mª Moreno, escritora, autora de La princesa triste

Nada más recibirle me puse a leer. Toda la noche en vela, me atrapó la noche, me atrapó su lectura. Novela costumbrista y fiel retrato de las chicas de aquellos finales de los 90, de educación casi retro. Novela de sentimientos, de sufrimiento, de ilusiones, de amores…. Novela de “noche”, noche fascinadora que nos atrapa. Novela completa, en una palabra: MARAVILLOSA.

A la venta en

La princesa triste

La princesa triste

De miedos y traiciones: de amor y desamor

La historia de una mujer que cree tenerlo todo hasta que cae en la cuenta de que ha sido traicionada y de que sus relaciones han fracasado. Se le revela con toda su crudeza lo efímero de ciertos aspectos de la vida. A pesar de ese amargo trago de la traición, logra reencontrarse con amores perdidos y deshacerse de los miedos de toda una vida.

A la venta en

La poetisa

La poetisa

Crítica realizada por Joaquín Fabrellas, filólogo y escritor.

Una muestra de excelente literatura, sucinta y antibella, contradictoria e irreverente, una visión salvaje del mundo de la literatura y sus infiernos; sin duda, una novela diferente y difícil, arriesgada en sus propuestas, pero que cristaliza de forma magistral en estas páginas, lejos de la afectación o el vacío actual de lo literario.

A la sombra del cuento

A la sombra del cuento

Cuentos susurrados

La conocida narradora Charo Pita nos regala una excelente colección de cuentos que parecen susurrados desde muy cerca. Cuentos intensos, emocionantes y de una gran hondura, cuentos que, desde el momento que pasan por el ojo, ya nunca se separan de nosotros. Cuentos íntimos, de una gran calidad literaria, que son un regalo para el corazón.

Portada de

Instalado el 15 de Julio de 2007

coches usados

Desde dónde me visitan

Nota aclaratoria

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.