sábado, 1 de diciembre de 2007

Espacio 1999




Segunda mitad de la década de los setenta. Una serie que fue la bomba: ESPACIO 1999. En las imagen, Martin Landau, un actor que luego ha destacado en el cine, con interpretaciones como la de Bela Lugosi en ED WOOD, y muchas otras memorables; Nick Tate, el australiano que repetía nacionalidad en su papel de Alan Cater; y Barbara Bain, doctora Helena Russell en la serie y esposa en la vida real de Landau. En esta serie, Mr. Landau era el Capitán (o comandante, según el doblaje) John Koenig, al mando de la base lunar Alpha. ¡Qué tardes aquellas, pendientes de las aventuras de los habitantes de la base! En su largo y errático vagar por el espacio exterior, les ocurría de todo y casi nada bueno, aunque luego, gracias a la poderosa inteligencia del capitán y al valor y eficiencia de los involuntarios vagamundos, salían con bien de todas las situaciones, por extremadamente peligrosas que fueran. ¡Lo que disfrutamos con tanta aventura! Confieso que siempre sentí debilidad por Alan Carter, para ser absolutamente sincera, era mi amor platónico.



Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

6 comentarios:

xnem dijo...

Espacio 1999 fue la serie que relevó a la desaparecida Star Trek en las pantallas de televisión -6 años de espera para los amantes de las aventuras en el espacio-.Que recuerdos! La base Moonbase Alpha y sus habitantes en el lado oscuro de la luna, el problema de los residuos de energía nuclear -estamos hablando de una serie de 1975-. El gran basurero nuclear explota y hace que la luna salga despedida fuera del sistema solar. Viajar por el espacio con planeta incluido.

Yo era mucho mas fan de UFO, una serie inglesa emitida entre el 70 y el 71 en su país y que curiosamente fue l germen de esta.
Lucha continua episodio tras episodio, contra unos curiosos alienígenas con unos cutres pero divertidos platillos volantes que explotaban como gasolinera en llamas. Y eso que en el espacio no hay oxígeno,
Los malos era organización secreta internacional que curiosamente tenían también sus base en la luna.

Si recordamos que el estreno de “2001:Una odisea del espacio” de Stanley Kubrick sacó la ciencia ficción de la serie B y la elevó a una dimensión filosófica, no nos ha de estrañar el diseño de las naves que aparecen en Espacio 1999, sus creadores fueron famosos principalmente por inventar la Supermarionation, esos telefilms protagonizados por marionetas, los mas famosos “Thunderbirds” recordemos el Rescate Internacional de Los Guardianes del Espacio y “Capitan Scarlett”.

Seguiremos otro rato.

Raquel dijo...

XDDDD , ¿con qué signos-iconos se escriben los aplausos? :) Recuerdo UFO y las marionetas de las que hablas (el nombre no lo recordaba, la verdad) Sigue, sigue, y no tardes, que estás haciéndome recordar más cosas.
¡Cómo eran las Águilas! El Águila uno pilotada por Alan Carter, por supuesto, que para eso era el jefe, después de Koenig.

Glo dijo...

Fue una época de optimismo azuzado por la Guerra Fría (¡Qué contraste con el momento actual!)

Yo nací con la presentación "en sociedad" del Boeing 747, y poco después aparecieron el Concorde y el Tupolev, así como los trenes de alta velocidad y los monoraíles, entre otras "maravillas". Parecía que el "progreso" tecnológico no iba a tener fin. Y, consecuentemente, el espacio se convirtió en la "nueva frontera", que parecía perfectamente alcanzable. Recuerdo que disfruté, como tú, de esta serie, pero me impactó mucho más el tratamiento "paisajístico" y romántico del espacio exterior que hacen Kubrick y C. Clarck en el guión de "2001, una odisea espacial".

Ahora toda esa "ilusión" se ha desvanecido: el Columbia estalló, poniendo en evidencia lo costoso y peligroso de la exploración espacial, que la aleja de toda iniciativa individual y heroica; el Tupolev, accidentado en París, no llegó a entrar en servicio como avión de pasajeros y el Concorde se retiró, caro, avejentado y abrumado por las trabas burocráticas, después del accidente que sufrió, también en París; los monorraíles apenas se utilizan por ser carísimos de mantener... y la Guerra Fría se liquidó, dejando un monopolio de poder que ha desembocado en el lógico y previsible abuso...

Así que, de ver la Tierra como un “punto de partida”, hemos pasado a considerarla una “isla”, de la que no podemos escapar y que amenaza con terminar con nosotros si no somos capaces de cuidarla...

Hôichi dijo...

mito

xnem dijo...

Puedo hacer una crítica constructiva? A mi me gusta que me las hagan.
Este blog tiene demasiadas imágenes, en teoría de la información el exceso se llama “ruido”, es decir que una imagen no deja leer a otra, ni tampoco al texto por supuesto.
Es como aquello de que dos negaciones afirman, demasiada información despista.

Viste algo de UFO por la red? Hace años compré una postal en Londres, si la encuentro te la escaneo y te la envío.

patrulleroxnem@hotmail.com

Raquel dijo...

Glo, qué joven eres, podió, con el Boeing, para entonces yo era casi una adolescente.... Yo creo que más bien somos nosotros los que estamos acabando con la Tierra, la pobre.... Un beso.
X-nem: claro que puedes hacerlas, de hecho las críticas constructivas son útiles para quien las recibe, yo las agradezco. Glo me hizo la misma, jajajaja. Sí, exceso de ruido. Se debe a mi afán experimentador, jajaja. Como no sé nada de nadad de informática, utilizo la plantilla para experimentar con los códigos e ir aprendiendo. La verdad es que no he buscado, pero ya me ha picado la curiosidad y cuando tenga un ratillo lo haré, probablemente.
Hôichi, un verdadero mito, aunque cuando yo lo veía, en mi infancia, no era consciente de ese alcance, pero a mí, desde luego, me marcó. Besos.

Sintonía