viernes, 16 de noviembre de 2007

De lo que fue, ya hoy nada nos queda



De lo que fue, ya hoy nada nos queda;
silencios como grietas se adueñaron
de nuestro antiguo amor y lo dañaron
irreversiblemente, sin que pueda

ninguno de los dos ya reavivarlo;
por más que lo intentemos no será
ya nada más que desamor e irá
desdibujando besos; olvidarlos

será entonces tan fácil, tan sencillo,
como cortar las rosas de mi patio
cuando un precoz invierno las marchita

rosas muertas serán cuyo amarillo
en roto ocre el tiempo transformara
ornándolas de pátina infinita.

© Raquel Méndez Primo, noviembre 2007


Lo firma http://es.geocities.com/lamejorcosecha1965/entinexistplatn.jpg

11 comentarios:

CurroClint dijo...

Triste mensaje para el poema...
Que pretendes sea soneto,
pero la rima cambia el tema,
y te falla algún cuarteto.
No tendrías tanto dilema,
si al rosal lo dejas quieto.

Besos.

Glo dijo...

Pasé por aquí forrajeando aburrido después de una larga siesta. No dejo escrito nada porque los elefantes no sabemos escribir.

Raquel dijo...

Terceto, amigo mío, fallaron los tercetos, pero me tomé la licencia del verso libre. Me es imposible dejar quietas esas rosas de mi patio, XDDDDDD, ese verso hasta lo paladeo, :) Besos.

¡Cielos, Glo! Algo críptico me resultó tu comentario, en cualquier caso, como siempre, sé bienvenido, :) Un beso.

Guacimara Siverio y Javier Cabrera dijo...

Guacimara:
¿Y por qué habrías de dejar quietas esas rosas de tu patio?
Precioso... triste pero precioso

Besitos!!!

Glo dijo...

Desencriptador de textos:

Elefante: tío gordo.
Forrajear: comer.
Larga siesta: siesta larga.

XD

Raquel dijo...

Guaci, por una cuestión de rima, XDDDD Un beso.
Gracias, Glo, XDDDDD, más claro ahora ¡! Un beso.

Mari dijo...

why raquel???
por que se acaba el amor????

Raquel dijo...

Porque se acaban la ilusión, la pasion, porque se instaura la costumbre, porque la convivencia desgasta, porque.... hay tantas razones como parejas, Mari, al menos eso creo. Un beso.

Madame Vaudeville dijo...

Me he emocionado mucho al leerlo, me ha hecho llorar, Raquel linda. Es que estoy sensiblona estos días, viviendo precisamente todas esas sensaciones descritas en su poema...
Un besito

Anónimo dijo...

Por fin puedo contactar.
Será tuyo semejante poema.
Hay mucho que decir a cerca de ello.
Besos.
Si soy yo.

Raquel dijo...

Ánimo, Madame, recuerde el lenguaje del abanico. Un beso.
Anónima, la próxima vez, puñetas, pon Milindris, que me ha pillado espesa y me ha costado saber que eras tú. Besitos.

Sintonía